Los 4 acuerdos: El nuevo sueño, el cielo en la tierra (Sabiduría Tolteca)

Los 4 Acuerdos: El nuevo sueño, el cielo en la tierra

Una vez más quiero hablarte de un libro que influyó mucho en mi crecimiento espiritual: Los 4 acuerdos, del Dr. Miguel Ruiz.

Te hablé con anterioridad de las enseñanzas más importantes de este libro y de cómo romper los viejos acuerdos a los que podemos estar atados y que nos hacen daño.

Hoy quiero contarte sobre cómo todos —según el Dr. Ruiz, y la cultura Tolteca— tenemos la capacidad de crear un nuevo acuerdo, que nos permita vivir el “cielo en la tierra” y alcanzar un estado de dicha y gracia, basado en el amor.

¿Quién es don Miguel Ruiz?

don Miguel RuizMiguel Ruiz es considerado uno de los maestros más destacados de la tradición mística tolteca. Ha dedicado más de dos décadas a compartir la antigua sabiduría de los toltecas, ayudando y guiando a miles de personas hacia su propia libertad.

Nació y se crio en el México rural. A pesar de ser médico cirujano, dedicó los últimos 25 años de su vida al estudio de la milenaria sabiduría tolteca; la cual heredó de su madre y de su abuelo (quien era un reconocido chamán del desierto).

Ha escrito varios libros, entre ellos “Los 4 acuerdos”, un manual práctico que busca ayudar a vivir según cuatro principios universales liberadores que son parte de la esencia misma de la sabiduría tolteca.

¿Quiénes eran los toltecas?

Los toltecas eran un pueblo precolombino, con una gran cultura artística y científica, del sur de México, asentados en Teotihuacán (su ciudad sagrada).

Dibujo de templo tolteca

En esta cultura existía una comunidad de maestros llamados naguales, quienes se creía tenían el poder de transformarse espiritual y físicamente.

Los naguales escondieron, y preservaron, su conocimiento —entre ellos los cuatro acuerdos— durante siglos, a fin de que no fuera mal utilizado por aquellos que no estuvieran listos para usarlo.

Don Miguel Ruiz, como heredero y guardián de esta tradición, puso en escena este conocimiento en todo el mundo, influyendo a miles de personas que decidieron adoptar la sabiduría universal y perenne de la cultura tolteca, y de los naguales.

¿Cuáles son los 4 acuerdos?

Según el Dr. Miguel Ruiz los cuatro acuerdos tienen el potencial de ayudar a cualquier persona a ser realmente libre y tomar el control de su vida. Son:

  1. Sé impecable con tus palabras.
  2. No te tomés nada personalmente.
  3. No hagas suposiciones.
  4. Hacé siempre lo máximo que podás.

Puedo asegurarte, que, a pesar de la aparente sencillez de estas cuatro pautas o códigos de comportamiento, realmente pueden modificar de una manera increíble tu vida si las ponés en práctica.

Su esencia —y poder— está en ayudarnos a liberarnos emocionalmente de creencias que hemos adoptado durante nuestra vida, con el fin de hacernos responsables de nuestro propio desarrollo y bienestar.

Un nuevo acuerdo

Según el Dr. Ruiz cada ser humano tiene el poder de crear su realidad, de crear ya sea un cielo o un infierno. Él —y la sabiduría tolteca— manifiesta que la vida que tenemos es la que hemos creado nosotros mismos, basándonos en nuestra percepción de la misma.

Y por ello tenemos el poder de crear una nueva vida, de cambiar aquello que no nos hace bien, de iniciar un proceso de transformación.

Todos podemos crear una vida donde no juzguemos a los demás ni nos juzguen a nosotros, donde podamos amar sin la necesidad de ser correspondidos, y no tengamos miedo de la vida ni de la muerte, una vida donde nos amemos tal como somos.

Podemos crear un nuevo sueño, el “cielo en la tierra” como lo llamaban los toltecas, el Nirvana como lo llamó Buda, la Tierra Prometida como la llamó Moisés, o simplemente el Cielo como lo llamó Jesús.

Siempre basándonos en el amor; aprendiendo a sentir y ser conscientes de que el amor está en todo lo que nos rodea. Y que tanto la felicidad como el sufrimiento, son una elección.

El nuevo sueño: El cielo en la tierra

Mujer alzando la mano con atardecer de fondoEl Dr. Ruiz nos explica con maestría en su libro que, si queremos crear un nuevo sueño, un sueño distinto, y mejor, debemos olvidar todo lo que hemos aprendido en nuestra vida. Y utilizar nuestra mente, nuestra imaginación y nuestras emociones para crear —soñar— el cielo.

Aprender a ver, y percibir, que todo lo que nos rodea es amor; y ser capaces de sentirlo desde todas las cosas, especialmente desde nosotros mismos y desde otros seres humanos, incluso si estamos tristes o enojados.

Nos señala que podemos, con nuestra imaginación, experimentarnos viviendo este nuevo sueño; un sueño en el que somos felices y disfrutamos de la vida, donde somos libres para ser realmente quienes somos, y donde no debemos justificar nuestra existencia.

Un nuevo sueño donde no tenemos conflictos con nosotros mismos ni con los demás. Donde podemos expresarnos sin miedo.

Para ello lo primero es ser conscientes de que podemos y somos capaces cambiar nuestra vida y hacerla como queramos, en el momento en que lo decidamos.

Vivir sin miedo a ser juzgados, ni sentir la necesidad de controlar a nadie ni de que nadie nos controle a nosotros. De ser respetados y de respetar nosotros a los demás. De amarnos tal como somos, de amar nuestro cuerpo y nuestras emociones, saber que somos perfectos tal como somos.

El Dr. Ruiz nos señala en su libro que todo esto es posible, que podemos realmente vivir en un estado de gracia y dicha. Que otros lo han conseguido y nosotros también podemos. Pero debemos comprender primero en qué consiste, debemos primero cambiar nuestros acuerdos y soñar un sueño diferente; y solo el amor puede proporcionarnos este estado de dicha y gracia.

El cielo en la tierra: El sufrimiento y la felicidad son una lección

Mujer rompiendo cadenasAfirma que el cielo en la tierra existe de verdad, y depende de cada uno hacer el esfuerzo para conseguirlo.

Es posible que hagas del amor tu forma de vida, y cuando eso ocurra tu percepción de todas las cosas cambiará. El amor solamente puede generar felicidad.

Los seres humanos hemos buscado la felicidad durante miles de años, y es posible alcanzarla. Debemos liberarnos del sueño del planeta, en el que estamos mezclados, y arriesgarnos a amar.

Sufrir en ocasiones nos hace sentir seguros, porque es algo que conocemos. Sin embargo, es únicamente una elección. Podemos elegir sufrir o podemos elegir ser felices.

Si examinamos nuestra vida podemos encontrar muchas excusas para sufrir, pero ninguna verdadera razón. Lo mismo ocurre con la felicidad. Somos felices solo porque elegimos serlo.

El Dr. Ruiz nos increpa, finalmente, sobre si deseamos sufrir nuestro destino o disfrutar de él, si elegimos el sufrimiento de vivir el sueño del planeta o la felicidad que nos da el amor, si deseamos vivir en el infierno o en el cielo. La elección es nuestra. ¿Vos qué elegís?

 

Me encantaría leerte en los comentarios… ¿Qué pensás de todo esto? ¿Has leído “Los 4 acuerdos”? ¿Estás decidido o decidida a elegir vivir el “cielo en la tierra”?

 

Deja un comentario

error: Contenido protegido !!
A %d blogueros les gusta esto: