¿Cuál es tu animal tótem? ¿Y cómo conectar con él?

Animal Tótem: Cuadro de mujer con un león

Hace unos días te conté sobre qué es un animal de poder. Hoy quiero hablarte de cómo saber cuál es tu animal tótem y cómo podés conectar con él.

Existe un universo infinito alrededor de los animales totémicos; hay realmente mucho sobre lo que se puede hablar. Pero hoy voy a tratar de ser sencillo y directo para que tengas una noción, al menos básica, de cómo descubrir tu animal tótem y cómo beneficiarte de él y de lo que tiene para enseñarte.

Si ponés estos lineamientos en práctica vas a poder libertarte de tus miedos y superar muchos de tus retos con la guía de tu animal o animales de poder.

Antes me gustaría destacar -para que quede claro- que nunca un tótem animal llega a vos por casualidad. Siempre es por algún motivo especial y para ayudarte y acompañarte en situaciones de tu vida en las que podés requerir apoyo o ayuda.

También es importante dejar claro que todos los animales son Animales de Poder, y vos tenés que descubrir el tuyo.

¿Cómo saber cuál es tu animal tótem?

Hay distintas maneras de conocer cuál es tu animal tótem, en este taller te enseño eso y muchas otras cosas; si te interesa este tema te recomiendo que ponderes realizarlo. Podés saber más acá.

Sin embargo, quiero dejarte en este artículo algunas ideas y ejercicios básicos para que podás empezar ahora mismo a buscar tu animal totémico. Pero antes tené en cuenta las siguientes tres cosas fundamentales:

  1. En primer lugar, tu animal totémico te mandará señales para que seas capaz de descubrirlo. Tenés que estar atento o atenta y acordarte que muchas veces el universo habla de maneras misteriosas a través de símbolos o mensajes ocultos.
  2. Por otro lado, puede ser que te tome algo de tiempo conocer cuál es tu animal de poder. Tené paciencia y fe, cuando sea el momento adecuado lo vas a reconocer.
  3. Finalmente, acordáte siempre que los animales de poder son tus aliados y guías, y siempre van a estar disponibles para vos.

Aclarados estos tres asuntos, veamos las distintas maneras mediante las cuales podés descubrir cuál es tu animal totémico.

Sueños recurrentes

Animal tótem - Búho

Cuando se está en estados ampliados de conciencia, como en el sueño, es posible que nuestro animal tótem se nos acerque.

Podés reconocerlo por ejemplo cuando se te presenta en sueños un animal de manera recurrente. Es importante prestar atención para que podás darte cuenta de que está tratando de comunicarse con vos.

Esta es una de las maneras más comunes de saber cuál es tu animal tótem.

Puede ser que sueñes mucho con el mismo animal, e incluso con ciertas características distintivas como el color, el tamaño, etc. En estos casos es muy probable que tu animal de poder se esté mostrando ante vos.

Cuando esto ocurra prestá atención a los mensajes que se te puedan estar enviando.

Conexión o atracción inexplicable

También es frecuente que haya, desde que sos niño o niña, una conexión especial o una unión -que no podés explicar- con algún animal en particular.

Incluso puede ser que te sientas identificado o identificada, o tengas una empatía especial, con ese animal y no sepas por qué.

Esta es otra de las maneras más comunes de poder identificar cuál es tu animal de poder.

Contactos repetidos con un animal

Si estás atento a los detalles para descubrir cuál es tu animal totémico es probable que empecés a darte cuenta de que existe un contacto recurrente con algún animal.

No es necesario que sea un contacto físico o real, sino que puede ser que tu animal tótem se esté manifestando de otras maneras, de formas indirectas, como si un animal en concreto te persiguiera.

Por ejemplo, de repente te das cuenta de que a donde sea que vayas se habla de algún animal en particular, o encontrás por todos lados imágenes de ese animal, o prendés la televisión y hay un documental de ese animal, etc.

En estos casos puede que sea claro que tu animal de poder está tratando de hablarte y comunicarse con vos.

Meditación

Finalmente, la meditación es una de las formas más efectivas y sencillas de descubrir cuál es tu animal tótem.

Para eso solo tenés que sentarte en un lugar tranquilo, sin distracciones y donde estés cómodo o cómoda. Podés prender unas velas y/o unos inciensos, poner música relajante (puede ser una meditación guiada o no, como mejor te parezca). Te puede ayudar visualizar que estás en la naturaleza. Luego, respirá profundo, varias veces, y relajate.

Cuando te sientas preparado o preparada, pedile a tu animal de poder que se manifieste. Es probable que en ese momento veas a algún animal. Si no ocurre, no te desesperés. Seguí insistiendo. O probá otro día.

Si realizás esto varias veces es casi seguro que vas a lograr ver o conocer a tu animal de poder.

Ahí tenés cuatro maneras de conocer cuál es tu animal totémico. Ya sea que probés con una o varias de estas técnicas o ejercicios, lo más importante es que siempre estés atento o atenta a todo tipo de señales que pueda estar enviándote.

¿Cómo conectar con tu animal de poder?

Animal de poder: León

Hay varias maneras por medio de las cuales podemos conectar o invocar a nuestro animal tótem, pero veamos las tres más sencillas para que podás probarlas hoy mismo si querés.

Meditación

La meditación te ayuda tanto a descubrir cuál es tu animal totémico como a conectar con él.

Al igual que cuando querés descubrir cuál es tu animal de poder, para invocarlo tenés que ponerte cómodo o cómoda, preferentemente sentado, en un lugar tranquilo sin interrupciones, encender (si te gusta) unas velas y/o unos inciensos, y respirar profundamente varias veces, hasta que te relajes.

Una vez hagas eso podés imaginar a tu animal de poder y pedirle que se te presente, o simplemente pedirle que te acompañe, te proteja y te asista con algo que te esté costando o con alguna situación en la que creas que necesitás apoyo.

Utiliza la palabra

La palabra es una herramienta poderosa, como te conté en este artículo sobre Los Cuatro Acuerdos; por medio de ella podés pedirle ayuda a tu animal de poder.

Podés crear una oración que repitás como una especie de mantra, o bien comunicarte con él de la manera que te sea más natural en ese momento. Por ejemplo podés decir: “Ayúdame lobo, necesito tu sabiduría interior para superar ´X´ situación”.

Ritual

También podés hacer un pequeño ritual. Encender unos inciensos, poner música relajante, prender unas velas, y escribir una nota a tu animal totémico pidiéndole ayuda. O bien escribir por qué necesitás su ayuda.

No es necesario que hagas nada sofisticado. La palabra “ritual” puede parecer muy importante o compleja, pero la idea es que simplemente crees un espacio donde te sientas cómodo o cómoda y podás fluir para comunicarte con tu animal tótem.

Esas son tres maneras muy sencillas de conectar con tu animal de poder.

Obviamente vos tenés que probar la que te parezca mejor y encontrar la forma de conectar con él como te sientas más a gusto. Con la práctica vas a ir desarrollando tu propia manera de conectar con tu animal tótem.

¿Qué lecciones tenés que aprender de tu animal totémico?

Para concluir solo me queda decirte que es importante que aprendas a querer, respetar y trabajar en equipo con tu o tus animales de poder. Presta atención a sus cualidades, a lo que tienen para aportarte y enseñarte. Cómo es su modo de vida, cómo afrontan sus retos, cómo se desenvuelven en el día a día, etc.

Es importante que te hagas la pregunta: “¿Qué lecciones debo aprender de mi animal tótem?”

Cuando seas capaz de encontrar la respuesta vas a ver que todo tiene mucho sentido, y que te aporta inspiración y herramientas para superar tus retos y obstáculos, pero también para disfrutar de las cosas buenas que tal vez estás dejando de apreciar.

Si querés saber más sobre este tema te recomiendo que mires este taller. Es la manera en que puedo ayudarte personalmente para que podás descubrir y conectar con tu animal de poder.

 

Deja un comentario

error: Contenido protegido !!
A %d blogueros les gusta esto: