The Potter (“El Alfarero”): Todos queremos ser magos, chamanes, sanadores, sabios…

“El Alfarero” (The Potter) es un lindo cortometraje animado, creado en el 2005, que ayuda a comprender en qué consiste un proceso iniciático como el del chamanismo.

Es la historia de un maestro que guía a su pequeño discípulo a usar su voluntad para alcanzar sus objetivos, conectándolo con su deseo y su amor.

Te invito a ver “The Potter” y luego continuar leyendo, así entenderás mejor porque lo relaciono, en este caso, con el chamanismo…

Como habrás visto, este corto, creado como proyecto de tesis por el artista norteamericano Josh Burton, relata cómo un maestro le enseña a su discípulo a darle vida a unas figuras de barro.

Muestra con claridad como el practicante siempre quiere conseguir la magia que posee su maestro. Lo cual en este caso sería desarrollar la capacidad de crear bellos objetos de barro.

Al igual que en la vida real, normalmente iniciamos el camino, ansiosos por llegar a ser como el maestro, con el objetivo de conseguir la magia que sólo él tiene. Pero ¿qué debe hacer el aprendiz?

En solo 7 minutos, Burton presenta una alegoría de los procesos iniciáticos de muchos caminos espirituales.

Donde podemos ver el rol del maestro, pero en especial la paciencia, la constancia y la dedicación que aparecen como valores indispensables del discípulo para el logro de sus objetivos.

“The Potter” nos muestra las distintas fases por las que pasa el aprendiz

Aprendiz de "alfarero" y su maestroEl practicante, pasa por diversas fases, que le permitirán más adelante transformarse y conseguir los logros deseados.

El recorrido del camino debe ser realizado por el discípulo. No puede ser de otra manera.

Él, y solo él, debe transitar, experimentar y hacer descubrimientos mientras el maestro siempre está a su lado, aún cuando no lo vea.

De modo que es el practicante quien experimenta mediante el ensayo y error, enfrentando sus dudas, e incluso experimentando frustración, lo cual le permite observarse y mejorar logrando un profundo desarrollo personal.

En “The Potter” vemos como lo que el practicante se propone no es sencillo, pero lo importante es que no se rinde, es perseverante en su propósito y, gracias al consejo y apoyo incondicional de su maestro, quien no le da todas las respuestas, pero sí lo guía dándole las claves necesarias para avanzar, puede llegar a la cima escalando paso a paso.

Al final llega la recompensa…

Personaje del video "The Potter"En el corto podemos reconocer la satisfacción que genera el aprendizaje por el brillo en sus ojos, que lo lleva a conectar con su propia verdad, con su propia obra; luego de un recorrido donde seguramente hubo altos y bajos, retos y recompensas, que enriquecieron tanto al maestro como al discípulo.

El secreto: “una correcta mezcla de amor, deseo y voluntad con perseverancia y dedicación”.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: